----------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------

martes, 22 de diciembre de 2015

PUBLICACIONES: El Ferrocarril Económico de Cortes a Borja.




Alfonso Marco Pérez
Historia, descripción técnica y del material motor y remolcado del pequeño ferrocarril zaragozano, ramal como tantos otros del tronco común de ferrocarril a lo largo del río Ebro, de poco más de diecisete kilómetros de longitud y de vía métrica. Su origen se remonta al último tercio del XIX cuando surgieron varias iniciativas para el establecimiento de un ferrocarril económico que enlazara la comarca con la línea Zaragoza-Alsasua, de Norte, para dar salida a los productos y facilitar la movilidad de las personas en una zona muy desasistida. El ferrocarril recibió un impulso decisivo de varios empresarios, diputados provinciales y senadores y también por el empeño de las localidades. En 1885 se leyó en el Senado a la proposición de autorización para la constitución de un “ferrocarril económico” entre Cortes y Borja. Por ley de 16 de marzo de 1888 fue aprobaba la concesión y ordenado el comienzo de los trabajos, concluidos con rapidez, pues la línea fue inaugurada el 27 de mayo de 1889 en una jornada de gran entusiasmo. Carrozas, arcos de follaje, banda de música, invitados de postín, misa, bendiciones, banquetes, poesías… En cada pueblo se repetía el entusiasmo hasta llegar a Borja, en donde la llegada del tren inaugural fue un delirio imposible de describir. El empeño por contar con un ferrocarril fue común a centenares de localidades españolas, muchas de mayor importancia económica y demográfica que Borja y su comarca y, sin embargo, muchas no llegaron a disponer de ferrocarril. Por ello, más allá de su posterior imagen de decrepitud, no se debe despreciar el papel del ferrocarril. Conscientes de ello, los propios habitantes cuando se conseguía, se lanzaban a la calle a celebrarlo con verdadero fervor y cuando se acercaba a su fin también se lanzaron en su defensa. Aún hoy en día, llama la atención el cariño que el viejo tren despierta.

No hay comentarios: