----------------------------------------------------------

----------------------------------------------------------

viernes, 29 de febrero de 2008

"El de la navajeta"

El día de la excursión a Alerre (este día me está dando para mucho, da gusto lo que se estira) hablaba de posibles soluciones para la línea de Huesca a Canfranc, comentaba que la solución para este tema es hacer como "el de la navajeta", ante la cara de estrañeza de algún contertulio, prometí contar en este blog quién es "el de la navajeta", vamos allá.
Érase una vez un párroco de una pequeña iglesia de pueblo que tenía una navaja pequeña (en mi pueblo una navajeta), uno de los feligreses la vio y se encaprichó de ella hasta un punto enfermizo, de tal modo que todos los días y a todas horas solicitaba al párroco que le diera "la navajeta": "Padre, deme la navajeta, Padre deme la navajeta, etc, etc", el cura tan cansado ya de aguantarlo al final cedió y le dió la navajeta para no aguantarlo más.
Al tiempo, estando confesando el cura a una joven, esta le comentó que su novio, estaba muy pesado diciendo que quería llegar a algo más que a algunos besos y tocamientos, a lo cual el cura le indicó a la joven que debía ser fuerte y no ceder a la tentación de aquello que le pedía su novio, el cura le preguntó que quién era su novio, a lo que la joven respondió que era fulanito de tal, entonces dijo el cura:
"Vaya el de la navajeta, pues hija mía date por jod..."

No hay comentarios: